jueves, 20 de septiembre de 2007

introducción a las escuelas

Ritmo en los Barrios está presente en siete escuelas en las que más de 400 estudiantes reciben lecciones de música.


QUINTA LOS CHAVALOS y ESCUELITA YO PUEDO se encuentran en los barrios El Miralago y El Enredo respectivamente, dos de los más pobres y conflictivos de Granada, donde abundan tráfico de drogas, violencia, pandillas juveniles…

Building New Hope abrió estos dos centros donde los niños pueden ir a pasar su tiempo libre para recibir comida, cuidar su higiene personal y realizar actividades varias. La música, así como la lectura, el arte o la computación, es un reclamo muy importante para mantener a los niños alejados de las calles…

Las clases de música son individuales o en pequeño grupo y en ellas los niños aprenden a tocar instrumentos como el piano, la guitarra o la flauta. Con el objetivo de mostrar el trabajo realizado y para compartir su música con sus familias y comunidades, los niños han venido haciendo varias presentaciones en los mismos centros, en escuelas de otros barrios, en restaurantes, en el Parque Central de Granada e incluso en la radio local.



LA INMACULADA, ELBA ZAMORA, ÁNGELA MORALES, ELENA ARELLANO y LA EPIFANÍA son cinco escuelas públicas que dependen del gobierno de Nicaragua.

Todas ellas se encuentran en la periferia de Granada, en comunidades donde la gente lucha por sobrevivir: La Prusia, El Pochote, El Mamón, Las Camelias y El Hormigón. En áreas tan remotas como éstas, el gobierno tiene olvidadas sus escuelas y éstas prácticamente no disponen de recursos humanos ni materiales, de modo que las aulas están masificadas y muchos profesores tienen que atender a estudiantes de distintos niveles dentro de una misma aula.

La Música no es una asignatura obligatoria en el sistema educativo nicaragüense, sin embargo en las escuelas se da una asignatura complementaria llamada Orientación Práctica cuyo contenido es variable y, dependiendo de los recursos de los que dispone cada centro, puede consistir en clases de arte, danza, deportes, música, computación, o jardinería, entre otras…En las escuelas ubicadas en los barrios más pobres de Granada, como en las que nosotros trabajamos, la Orientación Práctica consiste simplemente en hacer un refuerzo de las asignaturas principales, ya que debido a la falta de recursos humanos y materiales, no pueden llevar a cabo ninguna de las actividades complementarias antes mencionadas.

Nuestra misión es proveer a estas escuelas de los recursos necesarios para que puedan tener clases de música por lo importantes que son, en nuestro modo de entender, para el desarrollo integral del niño.
En estas escuelas damos clases de flauta, guitarra, piano, trompeta e iniciación a la música, una actividad colectiva para los más pequeños con canciones, audiciones y juegos.

Para poder llevar a cabo estas clases, nosotros aportamos a las escuelas los instrumentos musicales y materiales necesarios, así como profesores locales, previamente capacitados, y voluntarios internacionales que quieren poner su granito de arena para que los niños en más desventaja tengan la oportunidad de experimentar, aprender y disfrutar con el extraordinario mundo de la música.

1 comentario:

Colegio Jose Echegaray dijo...

Hola somos la escuela Jose Echegaray.Hoy hemos recibido buestras cartas y estamos en internet buscando informacion y fotos sobre vuestro pais.Estamos muy contentos y os agradecemos vuestras cartas.

Adioos